Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Dougga - Túnez
Dougga, la ciudad romana en forma de medina
Mundo Túnez República Tunecina Béja Dougga

Ubicada a poco más de una hora de la capital, esta antigua ciudad nos cautivará desde el primero momento. Hemos de destacar que se diferencia del resto de las ciudades romanas, ya que su ordenación no es geométrica, sino que encontramos callejuelas...


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

dougga - túnez, dougga, la ciudad romana en forma de medina

Dougga es uno de los sitios arquitectónicos más representativos de Túnez. Gracias a su interés histórico, esta ciudad romana del siglo I a.C. fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997 y es casi imprescindible nuestra visita si viajamos al país. Siendo las ruinas mejor conservadas del norte de África, aquí no hace falta que imaginemos como habrá sino tan solo observar y dejarnos llevar en un viaje al pasado.

Ubicada a poco más de una hora de la capital, esta antigua ciudad nos cautivará desde el primero momento. Hemos de destacar que se diferencia del resto de las ciudades romanas, ya que su ordenación no es geométrica, sino que encontramos callejuelas, pareciéndose así a una medina. Esto se debe a la convivencia entre romanos y numídicos durante más de dos siglos.

Mosaico de casa en Dougga - Turismo Túnez

Remontándonos en la historia del país, antiguamente Túnez se denominaba África Proconsular, siendo así una provincia del Imperio Romano. Más tarde paso a llamarse así el continente, como lo conocemos hoy. Dougga cuenta con 70 hectáreas donde hallamos un notable número de monumentos en muy buen estado, muestra de la prosperidad y la importancia del ocio en la ciudad en el pasado. Gracias a los vestigios que han quedado hasta nuestros días podemos ver las diversas civilizaciones que han pasado por estas tierras, como la púnica, la númida, la romana y la bizantina.

Paseando por sus callejuelas nos topamos con el magnífico teatro, que desde nuestra llegada nos llamará la atención, las termas, baños públicos, anfiteatro, un mausoleo líbico-bereber así como varios templos.

Para la construcción de este poblado, los romanos han tenido en cuenta, además de ser un sitio estratégico encima de una colina de olivares, la existencia de agua y también de canteras, desde las cuales han podido obtener el material para la construcción de los edificios. Thugga, como se llamaba antiguamente, fue una población pequeña, pero sus numerosos templos nos asombran hasta nuestros días. Una vez empezamos el recorrido lo primero que nos encontramos es el impresionante teatro del siglo II a.C. con una fachada de bellas columnas corintias y un escenario revestido de mosaicos. Tenía un aforo para 3.500 personas. Es el mejor conservado de África romana y se compone de una cávea, 19 gradas en tres plantas divididas por pasos de circulación, una orquesta y el escenario. Actualmente se usa como teatro y se celebran diversos conciertos y actuaciones durante el verano.

Descendiendo un poco encontramos lo que sería el centro neurálgico de la antigua villa, el capitolio, un templo romano del año 163 dedicado a los cultos oficiales en honor a Júpiter, Juno y Minerva. En su interior podemos observar los tres nichos donde se colocaban las estatuas de las tres divinidades romanas, con un tañado aproximado de 6 metros. Las columnas son monolíticas de una sola piedra, de 8 metros de alto con capiteles compuestos jónico y corintio. En el frontón del templo observamos esculpido un águila, símbolo del emperador, mientras que en el friso de la entrada se ve una inscripción dedicada al emperador de la época, Marco Antonio. El tejado, aunque hoy no queda constancia, era con vigas de madera y recubierto con tejas. Como curiosidad podemos decir que los peldaños de los templos romanos solían ser siempre números impares. A pies de este templo hallamos una construcción rectangular que se cierra en un hemiciclo, siendo una extensión por el crecimiento de la ciudad, conocida como la Plaza de la rosa de los vientos, dado que en ella podemos observar un círculo con los 12 vientos grabados.
Capitolio de Dougga - Turismo Túnez

Cerca de esta plaza observamos el templo de Mercurio, dios de los comerciantes, ubicado junto enfrente de la que ha sido la plaza del mercado, donde aún hoy en día vemos los restos de los puestos. Este monumento destaca por sus diez columnas, tres salas y las bases de lo que fue el templo de la Fortuna.

En la ciudad también se pueden observar búnkeres, siendo el principal el que encontramos debajo del foro, que fueron construidos por los romanos para refugiarse en caso de invasión. Dado que su construcción fue rápida, se utilizaron piedras de templos y edificios cercanos, razón por la cual actualmente observamos inscripciones en algunas piedras. Dentro había comida y agua y los habitantes podían aguantar hasta varios meses en caso de tener que refugiarse allí.
Foro de Dougga - Turismo Túnez

Alrededor del capitolio y el templo de Mercurio se encuentran algunas construcciones bizantinas como también el Fórum, de una dimensión pequeña, que fue reconstruido totalmente. También observamos el Arco de Alejandro Severo, del siglo III, junto a él el templo de Juno Celeste y más alejado el templo de la Diosa Kalisté. Otro arco que se encuentra en Gogga son los restos del Arco de Septimio Severo, en honor al emperador del mismo nombre (193-211). Fue construido a principio del siglo III y está formando por un arco de cinco metros de abertura sostenida por pies decorados con hornacinas rectangulares.
Arco de Alejandro Severo - Turismo Túnez

Una vez cruzamos el arco de triunfo de Alejandro Severo nos encontramos ante un paisaje más rural, donde entre los olivos y el trigo se encuentran las cisternas de Ain el Hammam, cinco depósitos de más de 30 metros de largo y tres metros de ancho, uno al lado del otro, todos cubiertos. Este era el lugar, normalmente más alto de la ciudad, donde se almacenaba el agua pasando por un acueducto subterráneo y desde donde se distribuía a la ciudad.

Seguidamente hallamos el Templo de Celestis, que a principio del siglo IV fue convertido en iglesia. Había espacios dentro de este templo donde se hacían ritos especiales para esta diosa como también de purificación. En la época romana este era el culto más importante, tanto o más que el Capitolio. El pórtico y el pasillo principal estaban cubiertos con una bóveda, mientras que el resto estaba descubierto.

Como todo asentamiento romano no podían faltar las termas, en este caso las Termas de los Cíclopes dispuestas en círculo con doce asientos de letrinas para uso público y en muy buen estado de conservación. Su nombre se debe al mosaico que se halla allí y que representaba a unos cíclopes, hoy en día expuesto en el Museo nacional del Bardo. Las termas Licinianas conservan el caldarium, el frigidarium y un gimnasio y aun hoy en día se pueden ver además los tubos por donde pasaba el agua y que permitían hacer lo que actualmente se conoce como sauna de vapor y sauna seca.

Otros edificios de significativa importancia son la Casa de Dioniso y Ulises con patio rodeado por una galería, el Templo de Masinisa, en memoria a este rey muerto en 148 a.C. y construido por unos bloques de piedra que forman una estructura rectangular. La casa de Górgona que conserva mosaicos en su pavimento y su entrada principal destaca por un porche y su subsuelo cogía luz de la calle por claraboyas. El Templo de Minerva y el Templo de Plutón, el primero construido por los romanos en el siglo I aunque actualmente queda tan solo algunas paredes y columnas, mientras que en el segundo se encontró el busto de Plutón durante la excavación y se conserva el pavimento, la escalera, una puerta y alguna columna. El circo y el Templo de Tellus los dos del siglo III, la Casa de las Caza con representativos mosaicos, el Templos de la Victoria con hermosas columnas, la casa del Trifulium, antiguo lupanar de la villa cuyo camino está indicado por un falo, por lo que durante muchos años se pensaba que era un prostíbulo, aunque actualmente se cree que era una casa de una personaje de alto cargo por la grandeza de la casa.
Casa del Trifulium - Turismo Túnez

También hallamos la necrópolis dolménica de Dougga, un cementerio númida formado por tumbas domésticas, con bóveda y de balsa circular. La casa de Eros destacando con un bello mosaico del siglo IV, el Templo de Saturno construido en el año 195 con bóvedas subterráneas y también nos llama la atención el Mausoleo Líbico-Púnico, único en su estilo, de 21 metros de altura, razón por la cual se puede contemplar desde casi todo el poblado. Un dato curioso es que fue derrumbado totalmente y vuelto a erigir de nuevo años más tarde.

Así pues Dougga es una importante e interesante ciudad que guarda el recuerdo de la presencia del imperio romano en tierras tunecinas. Nuestro paseo por este altiplano nos permitirá disfrutar de espectaculares vistas tanto de los vestigios de este poblado y de los interminables campos de tierra labrada que lo rodean. Sin duda un viaje al pasado que merece la pena.

 

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
África del Norte
 
Tipo de viaje
cultural
grandes ciudades

Poblaciones del reportaje
Túnez República Tunecina Béja Dougga

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid