Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Francia
París en menos de 72 horas
Mundo Francia Isla de Francia París París

París es arte, arquitectura, compras, historia…es todo lo que nos podemos imaginar. Su ambiente vibrante todos los días del año, sus joyas repartidas por sus calles pequeñas y grandes avenidas, su gastronomía, reconocida mundialmente...


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

francia, parís en menos de 72 horas

Viajar a Paris es encontrarnos con una de las ciudades más bellas del continente viejo, sus elegantes edificios meticulosamente cuidados en cada detalle, sus numerosos símbolos entre las que destaca la Torre Eiffel, Museo del Louvre, la Catedral de Notre Dame o la Basílica de Sagrado Corazón, sus grandes avenidas o su conocida gastronomía en todo el mundo nos invitan a descubrir la villa del amor sin dudarlo.

Perdernos por esta majestuosa ciudad es un privilegio para cualquiera. Si queremos descubrir la verdadera esencia parisina debemos obligatoriamente visitar una serie de monumentos y lugares como un primer contacto con la villa.

Aunque la ciudad de la luz se divide en varias zonas o barrios, un gran número de monumentos se ubican en el corazón, alrededor del rio Sena. Situada en la pequeña isla de la Cité, en medio del rio Sena, encontramos la Catedral de Notre Dame, una de las joyas góticas más destacables de la ciudad. Este señero edificio se empezó a construir en el año 1163 y no se terminó hasta el 1345. Tanto su interior como su exterior nos llamaran la atención y sus dos torres centrales nos trasladaran a revivir la historia de Quasimodo y Esmeralda, de la obra que Víctor Hugo que escribió en 1831. Se recomienda visitar su luminoso interior donde observaremos los diferentes espacios de la nave y numerosos monumentos que la adornan. A pocos metros de esta preciosa catedral hallamos la Santa Capilla o Saint-Chapelle. Aunque a primera vista será difícil observar su majestuosidad, solo destacando su aguja de 75 metros de altura elevándose vertiginosamente hacia el cielo, una vez en su interior podremos disfrutar de un singular juego de colores gracias a las vidrieras que han reemplazados sus paredes. Fue construida para albergar las reliquias adquiridas por el rey San Luis de Francia. Se edificó entre 1242 y 1248 y podremos disfrutar de dos espacios diferenciados, la Capilla baja o inferior y la Capilla alta o superior. Al lado de la Santa Capilla se ubica la Conciergerie. Construida entre 1299 y 1313 este edificio se utilizó como residencia del jefe de guardia y de los guardianes del palacio de Felipe el Hermoso. Después, y durante cinco siglos, se usó como prisión y cámara de torturas. En una de sus paredes, expuesto a vista de parisinos y turistas observamos el primer reloj público de Paris, una verdadera obra maestra.

Río Sena
Una vez visitada este destacable conjunto de edificios podemos perdernos por el Mercado de las Flores, un toque de color y olor en el centro de la ciudad. Construido a base de estructuras metálicas, encontramos además de flores, diferentes elementos decorativos de interior y jardín que además pueden convertirse en el perfecto recuerdo de Paris.

Cruzando el Sena nos dirigimos hacia Georges Pompidou, el Centro Nacional de Arte y Cultura. Su singular estructura fue obra de los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers en 1977. El edificio, con su curiosa estructura, ofrece una amplia y variada actividad cultural para todos los públicos y gustos. Desde la génesis del modernismo, pasando por espectáculos, películas, arquitectura y hasta pop art y cubismo. Podemos observar dos plazas, una situada junto delante de la fachada principal, que podemos disfrutar desde los escaleras acristaladas de la entrada al centro y por otro lado la Plaza  Igor Stravinsky que se sitúa en un lado del edificio, donde predomina la animada fuente de mismo nombre, todo un espectáculo para la vista.

Nos dirigimos hacia los Jardines del Fórum des Halles, donde antiguamente se hallaba el mercado de mayoristas de Paris, mientras que hoy en día es un centro comercial. Pasear por sus jardines, descansar y observar la Iglesia de Saint Eustache, de estilo gótico tardío con detalles renacentistas, considerada como una de las iglesias más bellas de Paris. Se empezó a construir en 1532 y fue acabada casi un siglo después. Se suelen celebrar frecuentes conciertos de órgano. Lo que nos llamará la atención también es la escultura que se halla delante del templo llamada La Escucha, obra de Henri de Miller en 1986, un lugar obligatorio para una foto.  

El Palacio Real es nuestra siguiente parada. Este conjunto monumental está integrado por un palacio, jardines, galerías y un teatro. Pasear por sus jardines, saltar sobre las columnas que adornan la galería o admirar la fachada del palacio es un placer para parisinos y turistas.

Ascendiendo por la Avenida de la Ópera, nos topamos con el impresionante edificio de la Ópera de Paris. Conocida como Palacio Garnier, en honor al arquitecto que la diseño en estilo neobarroco en el año 1875, Charles Garnier, este edificio destaca con suntuosos y deslumbrantes detalles que lo hacen único. Su fachada, llena de estatuas, frisos y columnas, su techo cubierto por una cúpula de cobre verde y su majestuoso interior hacen de esta edificación una visita obligada. A poca distancia encontramos la Plaza Vendôme, una clara muestra de urbanismo clásico francés. Presidida por la columna Vendôme, esta plaza se caracteriza por albergar algunas de las marcas de moda y joyerías más famosas del mundo. Desde el siglo XVII recibió su actual nombre a partir del Hotel Vendôme que se encontraba allí. Su arquitecto fue Jules Hardouin-Mansart, quien concibió en 1699 un plan de urbanismo al cual debían amoldarse los propietarios de los inmuebles. La mayor parte de las fachadas está clasificada como monumento histórico. En cuanto a la columna fue erigida por orden de Napoleón Bonaparte, para celebrar su victoria en la batalla de Austerlitz. Tiene una altura de 44 metros, fue creada entre los siglos XVIII y XIX y esta coronada por la estatua de Napoleón I vestido de general romano.

Jardines del Fórum des Halles. Turismo París
Si vamos a Paris, no podemos olvidarnos del Museo del Louvre, el museo nacional de Francia. Desde 1981, este impresionante museo ha sufrido una completa transformación donde hoy en día podemos observar joyas históricas y más de 5.000 años de arte. El edifico que lo alberga también nos llamará la atención ya que es el antiguo Castillo del Louvre que data del siglo XII. El rey Carlos V acumuló sus colecciones artísticas y los posteriores monarcas lo reformaron para crear una verdadera residencia real renacentista. La grandiosa colección de este museo, con más de 35.000 piezas aproximadamente, se organiza en tres alas, Sully, Richelieu y Denon, mientras que en la parte baja, se encuentran las mazmorras y torres de la fortaleza medieval. Además de su interior, como un símbolo de este museo es su pirámide de cristal que da la bienvenida a miles de visitantes que acuden a contemplar este paraíso de arte anterior al impresionismo, tanto bellas artes como arqueología y artes decorativas. Una vez finalizamos nuestra visita al museo, paseando por el Arco de Triunfo del Carrusel, una conmemoración de las victorias militares de Napoleón Bonaparte, nos desplazamos hacia el Jardín des Tuileries, un pulmón verde situado en el corazón de Paris. Podemos sentarnos en alguna de las sillas que caracterizan los parques parisinos y disfrutar de la tranquilidad, de las obras de arte que adornan sus diferentes zonas y como no, también de las plantas, flores y olores que tiñen este parque tan bonito. La Plaza de la Concordia es nuestra próxima parada, donde podemos observar varias fuentes cuidadosamente decoradas con figuras y esculturas y también el Obelisco de Lúxor, proveniente del templo de Lúxor en Egipto. Es esta plaza que da paso a la Avenida de los Campos Elíseos, la principal avenida de la capital francesa. En su comienzo también podemos observar unos pequeños jardines por los dos lados donde se ubican varios palacios, como el Palacio de los Descubrimientos, el Palacio Grande y el Palacio Pequeño, que cuentan con una elaborada lista de eventos, actuaciones y acontecimientos para todos los gustos y edades. Pasear por esta avenida es descubrir un mundo de glamour y elegancia que tanto caracteriza a los parisinos. No en vano es considerada como la avenida más hermosa y famosa del mundo y es un punto donde marcas internacionales han ocupado sus magníficos edificios. Finalmente, esta calle esta coronada por el Arco de Triunfo de París, uno de los monumentos más famosos de la villa. Fue construido entre 1809 y 1836 por orden de Napoleón Bonaparte para conmemorar la victoria en la batalla de Austerlitz. Con una altura de 50 metros, este monumento nacional cuenta con una estatua en cada uno de sus cuatro pilares y tenemos la oportunidad de subir y observar toda la avenida desde la altura, disfrutando de una extraordinaria panorámica.

Descendiendo en dirección al Sena, llegamos hasta el imponente Palacio de Chaillot, ubicado en la colina con el mismo nombre. Fue erigido para la Exposición Universal de 1937 y consta de dos pabellones de estilo neoclásico. Desde su altura tenemos una de las panorámicas más bellas de la Torre Eiffel. Muchos visitantes disfrutan haciendo fotos y sobre todo de la maravillosa panorámica. Cruzando el puente que se tiende sobre el rio, llegamos hasta el símbolo por excelencia de la capital parisina, la Torre Eiffel. Esta estructura de hierro pudelado construida por el ingeniero Gustave Eiffel y sus colaboradores para la Exposición universal de 1889 en París, mide 300 metros y es un punto de parada obligatorio. Aunque inicialmente no fue aceptada muy bien, ya que fue considerada un monstruo de hierro, hoy en día es admirada por miles de personas a diario. Actualmente sirve como emisora de programas radiofónicos y televisivos, además de ser un atractivo turístico. Subir en sus diferentes alturas nos permitirá admirar Paris desde las alturas en general y su elaborada estructura en particular. Aunque en ocasiones las colas que se forman para visitarla son largas, es una experiencia única. Ya sea desde las alturas o paseando observamos el Parque del Campo de Marte. Este espacio verde es ideal para pasear, tomar fotos o sentarnos a descansar mientras admiramos la torre. Al final del parque se ubica la Escuela Militar de Francia, un conjunto de edificaciones donde se imparten estudios militares. Comenzó a construirse en 1751 y se majestuosidad se puede observar en cada una de las fachadas que la componen.  

Palacio Nacional de los Inválidos. Turismo París
Cerca de la escuela militar se localiza el Palacio Nacional de los Inválidos. Este complejo arquitectónico del siglo XVII fue creado originariamente como residencia real para soldados y militares franceses inválidos, aunque hoy en día alberga diversas instalaciones museísticas y religiosas.  Su fachada clásica y su majestuoso Cour d’Honneur datan de 1670, mientras que la Iglesia del Dôme de los Inválidos se construyó en 1706. Es en la cripta de esta iglesia donde se sitúa el grandioso sarcófago de Napoleón. También encontramos la Iglesia de San Luis de los Inválidos y el Museo de las Armas, en el cual vemos el famoso sombrero de ala ancha de Napoleón, su silla de montar y varias colecciones de armamento. El conjunto de los adoquines, la fachada impecable, la cúpula dorada del Hotel de los Inválidos, vista desde varios lugares de la ciudad, y todos los tesoros que guarda hacen de este lugar una parada imprescindible.

Alejándonos un poco de esta zona llegamos a unos de los jardines más bonitos de Paris, el Jardín de Luxemburgo. Su nombre se da a partir del Palacio de Luxemburgo, siendo en la actualidad sede del Senado Francés. La construcción del palacio junto con los jardines tuvo lugar entre los años 1615 y 1617, cuando María de Médicis ordeno construir un palacio en estilo italiano.  Estos bonitos jardines por lo tanto son unos de los más populares de la ciudad y son un lugar de descanso y relajación tanto para nativos como para turistas. Además se hallan numerosas estatuas y esculturas, un pequeño estanque donde los más pequeños pueden disfrutar alquilando barquitos de vela para manejarlos con una vara, y varias zonas donde se pueden practicar actividades al aire libre.

Cerca de esta zona verde se encuentra el Panteón de Paris, un monumento neoclásico que data del 1764. En su interior podemos encontrar los féretros de 65 personalidades de la historia francesa. Además en 1851 se instaló el famoso péndulo conocido como Péndulo de Foucault, un experimento que consigue demostrar la rotación de la Tierra y la existencia de la fuerza de Coriolis. Desde 1995 se instaló una réplica de dicho péndulo.

Por último, alejándonos del centro de la villa, llegamos en el pintoresco barrio de Montmartre. Como un sinónimo de esta zona encontramos la emblemática Basílica de Sagrado Corazón. Su construcción se empezó en 1875 pero no quedo acabada hasta 1914 en memoria de los 58 mil muertos de la guerra franco-prusiana. Esta joya blanca ofrece la posibilidad de disfrutar de una de las panorámicas más bonitas de la ciudad.  Este edificio neorromántico-bizantino predomina por su campanario cuadrado que alberga una de las campanas más pesada del mundo, La Savoyarde. A unos quince minutos de este templo podemos ver y si deseamos visitar, el famoso cabaret Moulin Rouge. Fue construido en el año 1889 por Josep Oller y desde más de cien años es una visita obligatoria para turistas que quieran disfrutar de algunos de los espectáculos que ofrece este cabaret de fama mundial.

Arco de Triunfo de París. Turismo Paris
Paris es arte, arquitectura, compras, historia…es todo lo que nos podemos imaginar. Aquí tan solo hemos mencionado lo imprescindible, pero la capital francesa está llena de lugares, monumentos y espacios dignos de admirar. Su ambiente vibrante todos los días del año, sus joyas repartidas por sus calles pequeñas y grandes avenidas, su gastronomía, reconocida mundialmente o sus coquetas tiendas hacen de esta romántica ciudad una apuesta segura del viejo continente.

 

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
Europa occidental
 
Tipo de viaje
capitales europeas
cultural
destinos cercanos
romanticos
viajes de novios

Poblaciones del reportaje
Francia Isla de Francia París París

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento














  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid