Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Cataluña
Tarragona y sus costas
Mundo España Cataluña Tarragona Tarragona

Tarragona y su costa son una visita obligatoria más de la geografía española que nos sorprenderá y hará que disfrutemos de una estancia llena de inolvidables momentos e únicos. Patrimonio e historia, bienestar, naturaleza, tradición y diversión.


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

cataluña, tarragona y sus costas

A orillas del Mar Mediterráneo y con un importante legado histórico encontramos Tarragona. El principal atractivo de esta ciudad catalana es su conjunto arqueológico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000, sus playas doradas y sus gentes que harán que disfrutemos  al máximo de nuestra estancia mientras paseamos por sus calles.

Si retrocedemos en el  siglos II y III a. C., descubrimos la gran importancia que tuvo esta ciudad costera, llamada por entonces Tarraco, siendo la capital de la Hispania Citerior durante el Imperio romano y hoy en día el asentimiento romano más antiguo en la Península Ibérica.  Esta es una de las principales razones por la cual guarda un rico patrimonio, como son sus murallas que rodean el casco antiguo y se sitúan cerca del Cuartel del Pilatos, una prisión en el siglo XIX. Otro emblemático monumento es el Anfiteatro romano, que en el siglo II a.C. tenía una capacidad de más de 12.000 personas que acudían allí para presenciar las batallas de los gladiadores contra las bestias. Este anfiteatro que se sitúa cerca de la orilla del mar fue usado como cantera aunque de él quedan muy pocos vestigios. Además, Tarraco contaba con un circo donde se realizaban carreras de cuadrigas. Mientras hacemos el recorrido por toda la ciudad encontramos múltiples inscripciones en latín en las piedras de las casas que harán trasladarnos a otra época.

Acueducto de Tarragona. Turismo en Tarragona
En los alrededores de la ciudad encontramos además algunos ejemplos de esta época, como el magnífico acueducto, que cruza un valle y que podremos observar detenidamente, con sus 21 metros de largo y sus dos filas de arcos. Otro monumento es el sepulcro romano y que tampoco nos tenemos que perder, ya que es una de las torres funerarias romanas mejor conservadas de la Península Ibérica. Este casco Antiguo, que se conoce por “Part Alta” es uno de los lugares más visitados por turistas y nativos por la gran oferta gastronómica y de ocio que ofrece.

Pero esta no es la única época que ha marcado esta ciudad, ya que encontramos asimismo la Tarragona medieval. Su principal atractivo es la Catedral de Santa María, comenzada en estilo románico y completada con estilo gótico, curiosamente construida sobre un templo romano dedicado a Júpiter y una mezquita musulmana. El hecho de estar situada en la parte más alta de Tarragona hace que aparezca ante nosotros majestuosamente. Si estamos atentos podemos observar que guarda detalles de diferentes épocas  que muestran la transición de un estilo a otro. La mejor zona para disfrutar de un recorrido con huellas medievales es por la vía principal de Çavallers, la calle Mercería o en la mayoría de las calles del Barrio Judío, llamado “Call”. Otros emblemáticos edificios que pertenecen a esta época son la Casa del Degà, la Casa dels Concilis, el Antiguo Hospital de Santa Tecla o la Casa Castellarnau, siendo un ejemplo de las viviendas aristocráticas del siglo XVIII, y hoy en día Museo de Historia, entre otros. Una visita obligatoria si te gusta disfrutar de algunas de las obras más importantes de artistas tarraconenses es el Museo de Arte Moderno que se inauguro en el año 1976. 

Volviendo a la actualidad, no nos podemos perder la Rambla Nova, siendo el actual centro de la ciudad donde encontramos un solemne paseo lleno de elegantes tiendas, restaurantes y terrazas. Además de albergar algunos de los ejemplos arquitectónicos del siglo XIX y XX como también monumentos a Roger de Lauria y la obra dedicada de los Héroes del 1811, sobre todo destaca el monumento de los Castellers, la torre humana de varios pisos típica de esta zona. Al final de este paseo, nos situamos ante el fantástico mirador, llamado Balcón del Mediterráneo, que ofrece unas increíbles vistas panorámicas del mar, el puerto, uno de los más importantes de España, el anfiteatro y La Punta del Milagro. Uno de los detalles a destacar de este mirador es su baranda, hecha de hierro fundido y diseñada por Joan Miquel Guinart.
No nos tenemos que olvidar que por la ubicación de esta ciudad, una de las principales actividades, en la antigüedad, era la pesca por lo que hoy podemos pasearnos por el Barrio del Serrallo y  degustar los sabrosos platos elaborados con marisco y pescado típicos de la zona. Por todo esto y por mucho más Tarragona no deja indiferente a nadie. Sus calles llenas de historia, sus magnificas vistas panorámicas y sus playas interminables con arena final y dorada se unen para ofrecer a sus visitantes una estancia perfecta. Tomate el tiempo necesario para descubrir todas las maravillas que acoge y sorpréndete con su tradición  y costumbres.

La costa Tarraconense
o Costa Daurada

La costa tarraconense, o conocida popularmente por Costa Daurada,  no acaba solo aquí. Alrededor de Tarragona encontramos pequeñas poblaciones que son importantes centros turísticos donde cada año se reúne un gran número de visitantes  que disfrutan de sus playas y calas de arena fina y dorada.

Una opción para pasar un verano inolvidable es La Pineda. Pasear por su paseo marítimo, que nos brinda con unas privilegiadas vistas de la costa o simplemente relajarnos en su playa de 3.5km de largo. La Pineda también ofrece al visitante un pequeño recorrido por su historia, con emblemáticos edificios como el Castillo de Vila-Seca, de aspecto neomedieval donde destaca  la Torre dels Olzina, siendo esta la construcción más antigua del actual castillo. Hoy en día, después de ser revestida por la parte exterior, encontramos  el primer piso convertido en salón con mirador neogótico, mientras que la planta baja se conserva intacta. También encontramos el Santuario de la Mare de Déu de la Pineda, que antiguamente fue iglesia y parroquia del por entonces territorio de la Pineda, con su altar mayor de estilo barroco. Finalmente si quieres descubrir el conjunto de edificios y monumentos representativos, no puedes dejar de visitar La Creu de la Beguda, situada estratégicamente, las torres de defensa, cuatro en total, algunas de ellas camufladas entre los edificios que forman la población, o la Iglesia de Vila-Seca de estilo renacentista, formada por el campanario de planta rectangular una fachada sencilla y con rosetón que da paso a la entrada. Así que ya tenemos otra excusa para curiosear por las calles de esta población y no quedarnos  únicamente con sus playas. 

Cabo de Salou. Turismo en Tarragona
Otra recomendable opción es Salou, considerada la capital de la Costa Daurada. Siendo este uno de los principales centros turísticos, ofrece tanto a los turistas como a los autóctonos unas privilegiadas playas juntamente con una avenida larga llamada Paseo de Las Palmeras, siendo este uno de los lugares más emblemáticos. Los inicios de esta población, precedido por el Cabo de Salou, donde encontramos numerosas calas y su Faro, surgen de un pequeño núcleo de origen mercantil y pesquero. Además de la gran oferta turística de sol y playa y actividades náuticos, Salou aguarda también algunos representativos ejemplos de arquitectura modernista, como la Torre de Cal Bonet, la Torre Vella, construcción del siglo XVI y hoy en día es convertida en sede de exposiciones  y actos culturales, el monumento levantado en recuerdo del rey Jaime I o la antigua estación de ferrocarril. Pero la estrella de Salou es el Parque temático Universal’s Port Aventura, siendo este uno de los parques más famosos de España que cuenta con diferentes zonas ambientadas y donde la diversión está asegurada tanto para los más pequeños como para los no tan pequeños. Tenemos la oportunidad de alojarnos en algunos de los hoteles del parque o divertirnos en su parque acuático.

Si seguimos paseando por el Paseo Marítimo de Salou, llegamos hasta Cambrils, otra población de la Costa Daurada que presenta unas características muy similares. Cambrils además de la oferta de sol y playa, con sus interminables playas de arena dorada y banderas azules, atesora una importante historia que se demuestra con los diferentes restos arqueológicos encontrados por todo el término, siendo la zona La Llosa una de las más importantes. Si te interesa conocer todos los detalles y muestras que ha dejado el pasado tienes una visita obligatoria en el Museo Molí de los Tres Eres, sede principal del Museo de Historia de Cambrils.  Mientras seguimos las huellas históricas de esta población no nos podemos perder la Plaza del Setge, donde encontramos restos de la muralla o  la Torre del Puerto o de los Moros, siendo el actual barrio del puerto y uno de los lugares más identificativos de la ciudad.  Nuestra visita no será completa si no visitamos el Faro Rojo, la Iglesia de la Virgen María de Vilafortuny, el Castillo de Vilafortuny o algunas de las torres que se sitúan en diferentes lugares de Cambrils. Pero si además queremos disfrutar de zonas  verdes algunas opciones  aconsejables son el Parque del Pescador o el Parque del Pinaret.

La Torre del Puerto de Cambrils. Turismo en Tarragona
En la mayoría de las poblaciones de la Costa Daurada encontramos una oferta nocturna muy variada, con discotecas, pubs, terrazas y otros establecimientos de ocio con horarios para los más trasnochadores y los que viven la noche al máximo.

Además de todas las visitas que podemos hacer por Tarragona capital y algunos de las principales ciudades de su costa,  se recomienda realizar algunas de excursiones por las zonas cercanas. A unos 50 minutos aproximadamente de Tarragona encontramos el Monasterio de Poblet, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el Monasterio de Santes Creus, permitiéndonos adentrarnos y descubrir algunos de los monasterios que forman la famosa Ruta de los Monasterios del Císter. Otra alternativa muy recomendable, si eres amante del vino y el cava, es visitar algunas de las bodegas que además combinan arquitectura modernista. Ejemplos de ellos son El Pinell, Falset, L’Espluga de Francoli o Serral. Además hay que tener en cuenta que por la extensión de los viñedos la provincia da origen a cinco denominaciones de origen.

Patrimonio e historia, bienestar, naturaleza, tradición y diversión, todo lo que necesitas en un espacio muy marcado y delimitado. No nos podemos perder  disfrutar de todos los atractivos que se han conservado hasta nuestros días o simplemente relajarnos en las maravillosas playas de esta costa, mientras el sol acaricia nuestra piel. Tarragona y su costa son una visita obligatoria más de la geografía española que nos sorprenderá y hará que disfrutemos de una estancia llena de inolvidables momentos e únicos. 

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

 

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
España Mediterráneo
Europa
 
Tipo de viaje
cultural
sol y playa

Poblaciones del reportaje
España Cataluña Tarragona Tarragona

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Tarragona

AC Hotel Tarragona
Tarragona











  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid