Turismo y viajes en Internet
 
        
GUÍAS   FOTOS   VÍDEOS   NOTICIAS
 
portada

Túnez
Túnez, tradición y modernidad en una misma ciudad
Mundo Túnez República Tunecina Túnez Túnez

Con una larga historia, la ciudad de Túnez tuvo un gran desarrollo, siendo desde la conquista de los árabes la segunda ciudad más grande del país. Desde 1160 se convirtió en la capital del país, lo que le permitió crecer en dimensión y además...


artículo
  fotos   vídeos   opiniones  
       

túnez, túnez, tradición y modernidad en una misma ciudad

A poco más de dos horas en avión desde la capital española Madrid llegamos a Túnez, un país lleno de contrastes que se abre para todo aquel turista dispuesto a experimentar sensaciones, experiencias y sabores. Siendo uno de los países más avanzados del mundo árabe, nos fascinará la hospitalidad y amabilidad del pueblo tunecino mientras exploramos todo el patrimonio cultural y natural que lo caracteriza.

Con una larga historia, la ciudad de Túnez tuvo un gran desarrollo, siendo desde la conquista de los árabes la segunda ciudad más grande del país. Desde 1160 se convirtió en la capital del país, lo que le permitió crecer en dimensión y además convertirse en una flamante ciudad del continente africano. Con la conquista francesa en el año 1881, la villa experimento un cambio, donde estilo árabe y europeo se fusionaron para crear la ciudad que conocemos hoy en día. Pero también aún se guardan las huellas de todos los poblados que han estado en estas tierras, como fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos y árabes, y paseando por sus calles podemos toparnos con ellos y sentir el pasado de esta mágica ciudad.

Lago de Túnez - Turismo Túnez

Descubrimos una ciudad donde se entrelaza el pasado con el presente y lo moderno con lo antiguo. Situada a en el golfo del mismo nombre, Lago de Túnez, es la capital diplomática, política, cultural y administrativa del país. Sin duda La Medina, su corazón, es el lugar donde se concentran la mayoría de los atractivos, aunque la parte moderna también nos ofrece un interesante paseo lleno de edificios de Art Nouveau, como el Teatro Nacional y Art Déco, caracterizado por ornamentación con motivos geométricos. Pasear por la Avenida Bourguiba nos toparemos con los principales edificios y la mayoría de los restaurantes, bares, hoteles, bancos y tiendas. Como si estuviéramos en Francia del siglo pasado, nos llamaran la atención las calles rectilíneas y edificios públicos y mansiones que nos cuentan parte de la historia de la ciudad. Destaca la Catedral Católica de San Vicente de Paul que data del año 1882 de estilo neobizantino, el impresionante edificio de la Embajada de Francia y la Torre de África, un punto donde observar la belleza de la villa desde la altura. Además es aquí donde se encuentra el extenso almacén de la Sociedad de Comercialización de los Productos de Artesanía, lugar donde podemos adquirir una gran variedad de productos y objetos que producen los artesanos tunecinos. Entre los más destacados encontramos vidrio soplado, tejidos, trajes y vestidos tradicionales, joyas, jarrones de cobre, muebles, alfombras o "kilims", muebles, etc.
Avenida Bourguiba Túnez. Turismo Túnez

El Mercado Central sin duda es otro punto a tener en cuenta, ya que es el espacio donde podemos sentir el dinamismo de la ciudad y de su gente. Paseando por él es toda una experiencia, sus diferentes secciones, de pescado, fruta y verdura, carne y especies es un paseo de sabores, olores y sensaciones. Abierto desde horas tempranas hasta las 14h aproximadamente, este mercado ofrece a sus visitantes todo aquello que necesitan para crear ricos platos siguiendo antiguas y deliciosas recetas.

Debido al crecimiento de la ciudad, en el año 1848 fue necesario derrumbar parte de la muralla que rodeaba la antigua villa. Hoy en día hallamos La Puerta de Francia o Bab Bhar en la Plaza de la Victoria, el único resto conservado de la antigua muralla que rodeaba La Medina. Una vez cruzada dicha puerta nos adentramos en la parte más antigua de la ciudad, el lugar donde el tiempo se ha detenido. La "ciudad antigua" de Túnez es considerada como una de las más bonitas de los países del Magreb. Nada más adentrarnos por sus estrechas callejuelas descubriremos un verdadero paraíso si somos amantes de las compras. Los zocos, llenos de comerciantes y artesanos, se caracterizan por el gran número de productos que ofrecen, como perfumes, tejidos de seda, ropa, suvenires, hierro, cuero, muebles, gorros de lana, joyas. Los diferentes zocos, como por ejemplo, El Birka, El Leffa, El Blat, El Blaghgia, El Kebabgia, En Nhas, se ordenan según la tipología del producto que ofrecen y según los distintos gremios de oficios, los oficios limpios se centran alrededor de la mezquita, mientras que los que más ensucian, se instalan más lejos. Podemos diferenciarlos por los diferentes colores, olores y sabores que los caracterizan. Aquí nos tenemos que dejar llevar y descubrir un mundo de artículos a los que tenemos que regatear el precio, una tarea divertida si somos hábiles.

Paseando por la calle de Jama ez Zitouna llegamos a la Biblioteca Nacional, ubicada en un antiguo acuartelamiento turco de 1813. Seguidamente nos situamos ante la emblemática Gran Mezquita, conocida popularmente como la Mezquita de la Aceituna. Fue construida en el año 732 por los omeyas y en el año 864 fue reconstruida por los alghlabíes. Se caracteriza por 15 impresionantes naves, 184 columnas procedentes de las ruinas arqueológicas de Cartago, una magnifica cúpula procedente de mihrab, el lugar que indica en qué dirección se encuentra la Meca y hacia qué lado tienen que reclinarse durante la oración y un minarete de 44 metros de altura que data de 1894. La Sala de Oración está cerrada a los visitantes, aunque la Galería Elevada puede visitarse por las mañanas, excepto los viernes. La Gran Mezquita es el corazón de la medina, alrededor de la cual se ordena todo.
Gran Mezquita de Túnez - Turismo Túnez

Cerca encontramos la Mezquita de Sidi Yussef de influencia otomana. Se caracteriza por un minarete octogonal, decorado con azulejos de color verde. Fue erigida en 1614 y en su interior se halla el mausoleo de su fundador. Junto a la mezquita se sitúa la Medersa Hanafita construida en 1622. Seguidamente encontramos el Palacio de Dar el Bey, un antiguo palacio del siglo XVIII que actualmente acoge la residencia del Primer Ministro tunecino y el Ministerio de Asuntos Exteriores. También hallamos la Mezquita y el mausoleo de Hammuda Pachá con un minarete octagonal y decoración de influencia italiana. En el patio central se encuentran los restos de este santo venerado.

Otros templos que llaman la atención son la Mezquita de Kasbah, edificada en el siglo XIII y que cuenta con un minarete de influencia marroquí y relieves geométricos. La Mezquita de la Corte Tunecina, siguiendo la tradición de ondear una bandera blanca durante las cinco oraciones al día, la Mezquita Ksar, con una fachada con arcadas trazadas por el maestro Ahmed Ben Khorassen y su minarete con motivos geométricos en mármol y esmaltes. Otra mezquita de singular belleza es la Mezquita de los Tinteros, que data de 1726 y se caracteriza por una decoración de azulejos traídos desde Turquía.

Sede del Instituto Nacional de Arqueología y Artes encontramos Dar Hussein, una antigua casa del siglo XII y restaurada en el siglo XIX. El mausoleo más grande de Túnez, Tourbet El Bey, también se localiza aquí. Data del siglo XVIII y fue construido para acoger a los Príncipes Huseinitas y sus familias por Ali Bey. Se caracteriza por su fachada decorada con pilastras y sus cúpulas de inspiración italiana.

Otro bello palacio es el Dar Othman. Data del siglo XVI y sobresale su magnífica fachada flanqueada por dos columnas de mármol superpuestas. Su decoración geométrica en tonos blancos y negros tampoco pasará desapercibida. Asimismo llaman la atención las numerosas medersas o madrazas que se ubican en la Medina. De estas tradicionales escuelas coránicas destacan la Medersa Achuria, con un hermoso pórtico, la Medersa Bachiya que data del 1756 y que comunica con la Medersa Slimania con columnas moriscas formando un parche de gran belleza y que asimismo este comunica con la Medersa Nalha. Dentro de estas "escuelas" se situaban las aulas, la sala para el rezo y también la cámara donde dormían, aunque actualmente se destinan a otros usos.

Los alrededores de la Medina también esconden verdaderos tesoros dignos de visitar. La Mezquita de Youssef Sahib et Tabaa, construida en 1812, presenta una rica decoración de estilo italiano y con un interior con estucos grabados y mármoles policromados. El Mausoleo de Sidi Kassem data del siglo XV y destaca por su tejado verde, siendo la sede del Museo de Cerámica.
Rachidia en la Medina de Túnez.Turismo Túnez

El Parque del Bervédère es un bonito e interesante especio donde podemos disfrutar de la naturaleza, entre ficus, palmeras, eucaliptos, y de algunas de las mejores vistas sobre la ciudad. Además se halla el Zoológico de Túnez con numerosos ejemplares propios de la región. La Koubba es un pabellón del siglo XVII coronado con una cúpula con azulejos y estuco, donde además destacan sus columnas, las galerías y su decoración llena de colores. Aquí también nos topamos con el Museo de Arte Moderno con exposiciones temporales de arte contemporáneo. La Goulette es el puerto de la ciudad donde se aprecian algunos restos de la presencia española y turca y donde muchos nativos escapan durante los calorosos días del verano.

En cuanto a museos el más destacado sin lugar a duda encontramos el Museo Nacional de Bardo. Ubicado en el Palacio del Harem del Bey Mhammed fue inaugurado en el año 1888 en presencia del bey reinante, Ali Bey. Sin duda es uno de los museos con mayor colección de mosaicos. Mientras recorremos sus salas descubriremos verdaderas obras de arte que nos cuentan la historia de Túnez. Las diferentes salas están dedicadas a diversas épocas, como la púnica, con exhibición de joyas, féretros, instrumentos de guerra, etc., o la sala dedicada al periodo paleocristiano. De los periodos romano y bizantino encontramos esculturas, pavimentos, estatuas, bronces y mosaicos de diferentes épocas, mientras que del periodo árabe musulmán, destacan terracotas, vidrios, azulejos de decoración geométricas y vegetal, bronce, cerámicas, entro muchos otros.
Museo Nacional de Bardo - Turismo Túnez

La primera fase expone las colecciones procedentes de los yacimientos más destacados de Túnez, como Cartago, Dougga, Althiburos, Uthina, Susa, El Jem o Thuburbo Majus. Más tarde se añadieron dos alas más, que cuentan con la a Sala Marina y la del Mausoleo de los Oficiales de Cartago y Sala de Acholla y pasillos contiguos. Fue renovado y ampliado en el 2008, consiguiendo así potenciar aún más este museo único de su género en el mundo. Es sin duda una visita imprescindible e muy enriquecedora si visitamos Túnez.

También encontramos el Museo de Sidi Krissan, donde podemos contemplar estelas y lapidas funerarias de finales del siglo IX. Si deseamos conocer las diversas manifestaciones de la cultura tradicional de Túnez, tenemos una visita al Palacio Dar Ben Abdallah, sede del Museo de Artes y Tradiciones Populares.

Historia, belleza, tradición…un conjunto de sensaciones que harán de nuestra visita una experiencia única e inolvidable. Curiosear los zocos, observar los mercadillos, sentarnos a tomar un té en cualquier terraza o saborear algún dulce típico son solo algunos de los placeres que ofrece la capital tunecina. Sus monumentos, que nos hacen viajar por la historia, son numerosos y su belleza despertará el interés de cualquiera.

 

        opiniones   enviar   imprimir  

Zona
África del Norte
 
Tipo de viaje
cultural
exóticos
grandes viajes
itinerarios turísticos

Poblaciones del reportaje
Túnez República Tunecina Túnez Túnez

   
Els Blaus de Roses

Turismo de Gerona. Ayuntamiento





Dónde alojarte en Túnez















  portada

| Hoteles
| Suscripción
Abcviajes
Revista de viajes e información turística. 
En abcviajes encontrará infinidad de guías turísticas y artículos para el viajero. 
GUÍAS FOTOS VÍDEOS NOTICIAS
Home | © abcviajes - Quantum Digital Groups, S.L. C/ Capitán Haya, 60, 28020, Madrid